jueves, 28 de mayo de 2015

2014, la aventura continúa (febrero/2015)


(442 páginas)

Introducción

Este otro libro sería la continuación del que ya escribí en Diciembre del 2013 y que lo titulé Viajar, la aventura de vivir, y en el que relataba las aventuras  vividas por el extranjero en los últimos 35 años (1979-2013), diferenciando sus cuatro etapas personales bien distintas: viajar solo, en matrimonio, con hijos y con pareja. En todos esos años, y de forma muy dispar, ha habido momentos con muchos viajes y lagunas muy amplias sin ellos, algunos años no pude viajar, más a mi pesar, bien por motivos laborales o por dedicación a mis hijos. Pero en este 2014 si he podido concentrar interesantes aventuras, de ahí que me propusiera escribir este otro libro con todos los viajes realizados, y por tal motivo lo titulé 2014, la aventura continua.


Reconozco que esto de “viajar” se ha convertido en un verdadero enganche, y son muchos los momentos del día que acaparan mi atención: pensar en que ruta voy hacer, prepararlo, vivirlo, escribirlo y recordarlo. ¿Cuándo se podría decir que empieza el viaje? Desde el momento que me ronda la idea de ese o esos paises a visitar, ya empiezo a viajar. Leerlo, planificarlo, organizarlo…vivirlo. Llega el momento de coger el avión, tren, coche o cualquier otro medio de locomoción…el viaje ya está en marcha, vivir la experiencia “in situ”. Y después a la vuelta, escribir todo lo vivido y aprendido, a la vez que organizo otros nuevos destinos. Lo reconozco, es un enganche, pero no puedo vivir si él.

No es malo, digo yo, hacer del viajar una forma de vida. Descubrir nuevos mundos, otras culturas, otras religiones, otras gente distinta a nosotros…eso te enriquece. Hay algo más allá de nuestras cercanas fronteras, y eso es lo que hace que nos impulse a no estar nunca quieto, pensando que no podemos vivir, conociendo únicamente nuestro pequeño mundo; el resto está ahí y hay que descubrirlo. Ancioso por pisar rincones de este planeta, cada cual más espectacular, y cuanto más raro y menos conocido, mayor será la curiosidad.

Desde siempre me ha fascinado la geografía. Son muchas las horas que me tiraba contemplando un viejo atlas que descansaba en un mueble del salón, le daba vueltas y vueltas. Con la mente recorría sus continentes y soñaba perdiéndome por esas montañas, esas selvas y recorriendo sus paises. Al día siguiente hacía lo mismo, de forma permanente viajaba a través de mi imaginación, e intentaba absorver todos aquellos destinos. Viajar, viajar  y viajar eso es lo que siempre quería. En mi mente proyectaba cientos de rutas, sin pensar que algunas de ellas serían inalcansables ¿o quizás si? Los sueños muchas veces están para conseguirlos y ¿quien dice que no se pueden alcanzar?. Cogía un papel, y sobre él anotaba lugares a los que soñaba con algún día ir. Trazaba líneas entre puntos intermedios, calculaba kilómetros, y de algún modo estaba viajando. 

Junto a mi gran pasión de viajar se une el interés por la fotografía, me vería desnudo si no llevase mi cámara en todos los viajes. Me encanta perderme por rincones y pillar algunas escena que me atraiga y que directamente recoja mi objetivo; los rostros, momentos cotidianos de algunos pueblos, la arquitectura, detalles, personajes…fotografío para recordar y para disfrutar de las bellas imágenes que nos ofrece este mundo. Y escribir, va de la mano cuando se fotografía y se viaja. La imagen nos dá una mirada cálida del lugar y la escritura su sentimiento, es la forma de transmitir todo aquello que vemos y que nos enamora. Y como eje central, viajar, para conocer, aprender y soñar.

Viajo siempre que puedo, da igual los días que tenga, 3, 7, 20, 30, siempre  encuentro algún destino que no conozca, si no puedo dar el salto al extranjero me quedo por España, realizando mi otra pasión, el montañismo, pero constantemente salgo a viajar. Soy demasiado inquieto como para dejar mis pies en reposo. Creo que en el fondo, conocer el mundo significa conocerse a si mismo a traves de muchas preguntas que nos hacemos, cuando viajamos. Vemos una religión distinta a la nuestra, aprendemos de ella; vemos culturas extrañas, y que al principio no entendemos; vemos costumbres, paisajes, étnias tan distinta a la nuestra que de todas ellas queremos aprender, y en el pasaje de ese aprendizaje están las preguntas; muchas veces con respuestas y otras, siemplemte porque son así. Y ese es el encanto de viajar, aprender.




En este libro aparecerán viajes muy dispares, tales como algunas rutas por nuestros paises vecinos: Francia y Portugal, y otros más lejanos como son la India, republicas bálticas y Finlandia. Es verdad que este último país es caro, muy caro, carísimo. Eso no implica llevar mucho dinero para recorrerlo; la clave está en saber como se quiere gastar y cuales son las prioridades: ¿Dónde dormir?, ¿Dónde comer? ¿y como viajar? Respondiendose a estas preguntas se puede ahorrar, y lo que en un principio parecía mucho dinero a gastar se ha quedado en algo llevadero. Estonia, letonia y Lituania son bellos paises en los que muchos son los lugares declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En Estonia junto a la frontera rusa está el lago Peipsi, interesantes tradiciones y muy arraigadas a esas aguas. Francia y Portugal, paises cercanos a nosotros pero con muchísimos rincones por descubrir y que misteriosamente parecen no conocerse: la Sierra de la Estrella en Portugal y el Perigord frances, repleto de pequeñas bastidas, castillos y pequeños pueblos bajo impresionantes paredes de roca, junto al río Dordogna. Pero sin lugar a dudas, la India es el rey, es dificil encontrar palabras que aunan todo lo que allí se ve. Rajasthan, es un estado, pero a la vez es todo un mundo de sensaciones jamás vividas. No se puede contar, hay que vivirlo. Los olores, los sabores, los rostros…no tienen sonido, no hablan, aunque transmiten todo. Y que decir del Ganges, solo ese nombre nos evoca a tierras lejanas, religiones ancestrales y tradiciones dificilmente de entender para una mente occidental.


Ojala que podáis disfrutar de este mundo tan apasionante que podemos descubrir simplente con pronunciar la palabra Viajar.



Índice

Introducción   ..............................................................................2                                                                         
Portugal   .....................................................................................8                                                                               
       Las Beiras, Introducción                                                   
       Coimbra                                                                               
Mata Nacional Do Bussaco                                              
Sierra de la Estrella                                                           
       Guarda                                                                              
       Villas históricas                                                                
Finlandia y repúblicas bálticas ..................................................62
       Introducción                                                                        
       Finlandia, Helsinki                                                 
        Porvoo                                                                             
       Turku                                                                                
 Estonia, Tallín                                                                 
 Lago Peipsi y Tartu                                                        
 Letonia, P.N de Gauja: Cesis y Sigulda                         
 Riga                                                                                 
 Lituania, Sialuiai y colina de las cruces                        
 Kaunas                                                                            
 Vilnius                                                                            
 Isla de Trakai                                                                  
      India ...........................................................................................191
Introducción                                                                       
Región de Chekhawati                                            
Bikaner                                                                            
Templo de las ratas y Randevra                                      
Jaialmer y desierto del Thar                                            
Jhopur y Mandore                                                           
Ranakpur                                                                         
Udaipur                                                                                
Pushar y Ajmer                                                               
Jaipur y fuerte Amber                                                     
Fatehpur Sikri y Agra (Taj Mahal)                                 
Varanasi (Benarés)                                                         
Delhi                                                                               
       Francia .......................................................................................388
            Introducción                                                                  
            San Juan de Luz y Biarritz                                            
            Burdeos                                                                         
            Saint Emillión                                                               
            Perigord y Rocamadour          


                                      

Y sucedió viajando (Nov/2014)





(115 páginas)

PRÓLOGO

Es un verdadero placer para mí prologar la excepcional y emotiva narración de los viajes de Antonio Bueno. La magnífica labor descriptiva llevada a cabo por el autor establece un nuevo modelo dentro de la actual narrativa de viajes y constituye tanto una invitación a otros viajeros a relatar sus experiencias de una manera diferente, como un estímulo para disfrutar de sus otras obras escritas: Subidas a los techos de España (2012) y Viajar. La aventura de vivir (2013).

Este tercer libro, Y sucedió viajando, no es el típico libro de viajes, donde se describe una serie de rutas y sus características. Es un libro de emociones, de sentimientos y sensaciones. Es el relato de un viaje interior, que comenzó, quizá, mucho antes de emprender ningún derrotero. Son las vivencias que traspasaron la piel de un viajero y que dejaron su huella en lo más íntimo de su ser, hasta el día de hoy, hasta el punto de poder transmitírnoslas tan frescas como en el momento en que sucedieron.

Compartir es algo natural en las sociedades humanas, y los viajes suelen ser nuestras vivencias más compartidas. Eso no es nuevo, lo hacemos desde tiempos inmemoriales. Cuántas veces, a la vuelta de un viaje, contemplamos junto a la familia y los amigos las fotografías de aquellos lugares y paisajes, personas y experiencias que acabamos de visitar y conocer. Pero estas imágenes son recuerdos planos, que no van más allá de las dos dimensiones de la superficie en la que están plasmados. Pero ¿ahí queda todo? Al cabo de unos años, los recuerdos de cada viaje se nos van borrando de la memoria, y sólo nos queda aquello más significativo. Sólo unos cuantos privilegiados, como Antonio, tienen la voluntad y la capacidad de dejar plasmados por escrito sus recuerdos, todo aquello que los demás, en un primer momento, contamos a la familia y los amigos pero que el tiempo se encargará de borrar. Él recupera para nosotros una tradición que iniciaron muchos viajeros en el pasado, que tuvieron la voluntad de contarnos no sólo la ruta que transitaba sino también las vivencias y los sentimientos que les suscitaba cada itinerario. Para ellos, y para Antonio Bueno, es como si cada imagen, cada fotografía, fuera acompañada de una banda sonora.

Y esto es este libro, una banda sonora de las cosas que pasaron en cada viaje, de lo que vivió y sintió el autor en los momentos más íntimos de las rutas. En cada camino a cada viajero que lo transita le suceden cosas distintas, por eso puede decirse que aunque el camino sea el mismo nunca hay un mismo viaje, porque es el sentir del caminante el que le da forma al viaje. Ese sentir que el viajero lleva dentro, que lo acompaña en ese otro recorrido que comenzó en el momento de su nacimiento, es el que ha dado forma a este libro.

Por qué viajamos, qué esperamos encontrar o qué vamos a satisfacer… No hay una respuesta clara. O una única respuesta. Sólo se puede decir que viajar nos hace mejores, más tolerantes, más sabios. Hace poco tiempo, Antonio Muñoz Molina nos aconsejaba «viajar más», pues él cree que «el amor a los países distintos del nuestro y a sus gentes te permite una mirada diferente». En la misma entrevista, el autor decía que, en una época en la que mucha gente «está empeñada en amar su propia tierra de la manera más cerril», hay que defender la «xenofilia», por eso proponía viajar por el mundo para combatir la xenofobia.

Antonio Bueno nos cuenta en su libro que hay muchas maneras de viajar, y que cada cual es libre de elegir su mejor modo de hacerlo, pero él confiesa su predilección de viajar en forma de aventura, «de este modo puedo asegurar que es como más vivencias se pueden echar en nuestra insaciable mochila.» Y también nos dice: «viajar deja huella, la mejor huella que podemos vivir.»

Antonio, gracias por compartir tus emociones, gracias por dejarnos viajar con tus recuerdos, seguro que cuando sigamos las sendas que tú has trazado las veremos con otros ojos, las disfrutaremos muchísimo más, de un modo que nunca se nos hubiera ocurrido, y las palabras de Muñoz Molina cobrarán su sentido más auténtico.

Carlos A. Holgado Molina




Introducción

Corría el mes de Diciembre del año 2013, cuando convaleciente de una intervención quirúrgica estaba postrado en un simple sofá. Siempre había sido una persona inquieta, no podía dejar de moverme, con lo que esta experiencia para mí era desconocida y nueva. Tenía que agitar mi cuerpo y mi mente de algún modo, aunque físicamente en ese momento estuviese limitado. El movimiento lo tenía que satisfacer de alguna forma: planeando, proyectando, pensando en algún viaje. De ese modo cayó en mis manos un libro, “sin fronteras”. En él se narraba las aventuras vividas de un viajero incansable por todo el mundo. Había realizado muchas rutas en moto por zonas de desiertos, de montañas, de estepas…algunos rincones  yo ni tan siquiera sabía que existía en el mapa. Realmente me enganchó. Según lo iba leyendo, me veía más implicado, y muchas veces también identificado, sin por supuesto llegar a su nivel de trotamundos. Yo aún estaba en pañales, pero mis pinitos también había andado.

Así que cuando lo terminé de leer ya tenía decidido que escribiría mi nuevo libro y que lo titularía “Y sucedió viajando”. En éste, narraría todas aquellas experiencias acumuladas a través de mis viajes, y que serían muchos. Ya por esas fechas había escrito otros dos libros; “subida a los techos de España” (Diciembre 2012) en el que contaba la subida a la montaña más alta de cada provincia española (en total 50), y “viajar, la aventura de vivir”, (Noviembre 2013) en el que narraba mis últimos 35 años de viajes por 25 países del mundo. En este último, describía lugares mágicos, indescriptibles: ciudades, pueblos, cordilleras, costas, culturas, religiones…Pero este nuevo libro sería distinto, no describiría lugares, salvo en contadas ocasiones, sino todos aquellos incidentes, experiencias, vivencias, anécdotas… y que de algún modo me fueron guiando para mi propia vida y mi concepción de la misma, sobrellevando así todos los avatares de mi propia existencia.

Se podría decir que este libro me inspiró, sí, me inspiró para transformar en letras muchos recuerdos que tenía guardado en mi mente y que durante tantos años conservé celosamente.

Viajar es una fantástica palabra  con muchos matices e interpretaciones. Cada persona debe de dilucidarla a razón de sus creencias, inquietudes, lugar de nacimiento, educación, entorno familiar y sobre todo en su desarrollo personal. Hay viajes culturales, de aventura, de placer, de playa, de retos…Todo vale, desde perderse por la selva amazona, a andar por montañas o simplemente estar tumbado bajo la sombrilla en una playa bulliciosa del mes de agosto. Cada uno debe de conocer sus gustos y preferencias

Tras muchos años de viajes, en el camino se producen cambios, predilecciones y prioridades por el destino a elegir. En mi caso, siempre lo he tenido claro, viajar en forma de aventura, y de este modo puedo asegurar que es como más vivencias se pueden echar en nuestra insaciable mochila. Siempre con libertad para recorrer lugares recónditos, zambullirse en religiones tan distintas a la nuestra, conocer otras culturas, recorrer montañas… en definitiva disfrutar de los grandes placeres y bellas imágenes que nos ofrecen nuestro mundo.

En este libro contaré muchas de esas experiencias, algunas buenas y otras no tantas, pero incluso estas últimas con el tiempo se convirtieron en buena por la herencia dejada en modo de experiencia y de aprendizaje. De todo aprendemos, y esa acumulación de nociones es lo que nos da la práctica para seguir viviendo en cada viaje, siendo más sabios pero con mucho por aprender.


El camino nos enseña a saber por dónde no podemos tirar o simplemente no es recomendable pisar, pero para llegar a esta conclusión se debe haber experimentado y vivido, y sin lugar a dudas, viajar deja huella, la mejor huella que podemos vivir.





Índice

Prólogo                                                                                                                      
Introducción                                                                             
Mi primer viaje en auto stop                                                  
Dormir ¿Dónde?                                                                      
De sleeping y estaciones: Europa en Inter raíl (I)               
       De albergues: Europa en Inter raíl (II)                               
Mi primer y gran amor                                                          
Y sucedió viajando                                                                 
       Massachusetts en Madrid                                                  
      A las fallas me voy                                                             
De promesa                                                                        
Una lata voladora                                                               
Fronteras: entradas y salidas                                                
Europa                                                                                
Asia                                                                                    
África                                                                                 
Ocurrió en las montañas                                                        
       -Síndrome de la pedrada                                                    
       -Perdidos en el Mulhacen                                                  
       -De refugios                                                                       
       -De acampadas                                                                   
       -Accidentes                                                                            
Viajar en grupo