viernes, 12 de diciembre de 2008

Ani, frontera con Armenia (Turquía) Agosto/89




ANI, CIUDAD FANTASMA EN LA FRONTERA CON ARMENIA ( TURQUIA )




Kars es, sin duda, una de las ciudades más pintorescas de Turquía, simplemente diferente pues parece una ciudad rusa en medio del arte típicamente turco. esto se debe a que, entre 1878 y 1917 la ciudad quedó en manos de Rusia. El nuevo gobierno realizó una importantísima reforma urbanística, de ahí su `extraño´ aspecto. Las anchas calles pavimentadas se cortan en ángulos rectos. Habitada desde el siglo XVI, Kars destaca por la Ciudadela del siglo XVI, la Iglesia Armenia del siglo XI y el Museo de la Ciudad.



A 45 Kms. de Kars, hay una ciudad fantasma de la Ruta de la Seda que llegó a albergar cien mil habitantes. Las ruinas están en la frontera con Armenia, por ello hay que pasar varios trámites en Kars para visitarlas.
El emplazamiento inmenso y solitario, que se extiende junto a una profunda garganta cortada por el Arpa Çayi y los espectaculares restos de iglesias, murallas y mezquitas, dispersos por lo que ya son sólo prados dan al lugar una atmósfera especial.


Justo en la frontera entre Turquía y Armenia se encuentra Ani, al lado del río Arpaçay. Situada en la ruta entre Anatolia y Asia, Ani fue uno de los enclaves estratégicos más importantes de la zona. Llegó a ser la capital de la dinastía Bagratio con el rey armenio Ashot III. Fue ese momento cuando se construyeron las dobles murallas que contaban con ocho puertas. Hoy todavía puede verse una de ellas, la Puerta de los Leones. Flanqueadas por las torres de la frontera armenia, la fortaleza interna, construida en el siglo VII, se conserva prácticamente intacta. La imponente Gran Catedral, se construyó durante los siglos X y XI. Su planta de cruz latina cuenta con tres naves y una cúpula cruzada. La fachada está adornada con piedras talladas. En el siglo XIII se construyó la cercana Iglesia de San Gregorio, también de planta de cruz latina con cúpula cónica.
Cuando se pasea por esta inmensidad, con un viento racheado y silbón, solo en el horizonte aquellas garitas en las que se asentaban los antiguos vigías rusos, es un lugar indescriptible, único, es una ciudad fantasma.


En la entrada a esta ciudad, un soldado te registra, tendrás que dejar todo el material fotográfico, y deberás entregar el permiso especial de la policía de Kars.
Cuando se llega al final de la ciudad un impresionante barranco formado por el río Arpacay se asoma al vacío, justamente en frente Armenia.


Tras impregnarse de este impresionante silencio, volvimos a Kars, el bullicio de la gente contrastó enormemente con la paz percibida minutos antes. Con algo de hambre nos dirigimos a un pequeño restaurante, por llamarlo de alguna forma. Sentados solos en aquel local, un camarero con corbata y traje chillón nos atendió, eso sí con muchísima cortesía, pero sin saber que su traje estaba destrozado y una corbata deshilachada caída hacia el lado. Los manteles bien colocados pero con cientos de manchas, y alrededor nuestro decenas de moscas acompañándonos en nuestra suculenta comida. Es evidente que en Occidente se debe de atender, servir y cuidar a los clientes de esta forma refinada, pero…..esto no es occidente, es un lugar perdido en el extremo este de Turquía.



Datos de interés:

Como llegar:
Se puede llegar al aeropuerto de trabzón o Erzurum, y después desplazarse en bus o dolmús
Donde dormir: Hay un par de hotelitos, que teniendo en cuenta el lugar donde están, son aceptables.
Que visitar: La ciudad en ruinas de Ani, habrá que pedir permiso polcía de Kars.
Tiempo de visita: Con un par de días es suficiente .para visitarlo.

1 comentario:

  1. Tengo 43 años y por medio de Facebook tengo un amigo de 14 años armenio...un chico que dice que su ciudad es fea y sucia...por eso estoy investigando sobre Turquia-Armenia, me sorprende saber que hubo un genocidio y entender cual es esa tristeza de mi amigo por su pais o cd? yo pienso que todos los paises son bellos y que su historia los hacen interesantes aun que esa historia no sea agradable...

    ResponderEliminar