sábado, 15 de septiembre de 2012

Rumanía, Transilvania I parte: Brasov y Premjer (Agosto/12)




Llegamos a Brasov ya por la tarde provenientes de la región de Valaquia. Ya habíamos reservado alojamiento en la Pensinea Leo (130 lei con el desayuno incluido), cerca de la estación del tren. Buen sitio y una excelente recepción. Dejamos los trastos y fuimos al centro para disfrutar de la noche de Brasov. Andando una media hora desde la Penionea.



Brasov, es una de las ciudades más visitadas de Rumanía. Ya no solo por su ubicación geográfica en pleno corazón de Transilvania, ni por su espléndido marco en la depresión de los Cárpatos Meridionales. Su bonito casco histórico tiene el aspecto de un pequeño burgo rodeado de naturaleza.




Con una fuente en el centro, la plaza está rodeada de bellos edificios, de bares y restaurantes. Sin lugar a dudas es el lugar más animado de la ciudad.



La plaza Sfatului, es el centro neurálgico d Brasov. Es donde se concentran todos los turistas, viajeros, e incluso los habitantes de esta ciudad.




Lo que antaño era el centro de la ciudad medieval acoge los edificios civiles más relevantes de Brasov. La casa del conejo, casa de los comerciantes, la iglesia  ortodoxa de  la Dormición, y otras tantas,



A esta plaza desemboca la calle de la república, verdadera arteria peatonal, atiborrada de terrazas, y con bellos edificios pintados de color ocre y tonos pastel, en esta calle es donde se encuentran las tiendas más selectas de la ciudad.




Entramos en un restaurante junto al Parcu Central. Con una exquisita decoración, pudimos saborear un manjar "brasovero". Los camareros y camareras vestían trajes típicos de la zona. !Vaya como en Sevilla en el barrio Santa Cruz, con los camareros vestidos de flamenco¡




Junto a la plaza encontramos la biserica mayor de Rumanía, conocida como la iglesia negra debido al incendio sufrido en 1689, y que se empezó a construir en la segunda mitad del siglo XIV.


En el exterior de la iglesia, la influencia sajona la podemos apreciar en sus majestuosas formas del gótico florido. Al igual en su interior de advierte su influencia alemana.








Las antiguas fortificaciones de brasov hicieron de esta una de las plazas fuertes mejor defendidas de Transilvania.


Todavía quedan algunos restos de la muralla y varios bastiones. Junto a un pequeño arroyo lo separa del parque que se alza en una pequeña colina.


El barrio Shei es donde todavía se conservan numerosos vestigios del pasado y donde antiguamente se relegaba a la población rumana ya que no podía vivir en el interior de la ciudad amurallada.





Junto a esta la plaza Unirii nos podemos encontrar un bello edificio y la Biserica de San Nicolae, catedral ortodoxa consagrada a San Nicolae. Fue la primera catedral ortodoxa de Transilvania gracias a la contribución de los príncipes de Valaquia y Moldavia.







  




Premjer





A solo 20 km de Brasov, Premjer son de esos pueblos de Transilvania que aún conserva una de la iglesias fortificadas y declarada como patrimonio de la humanidad por la Unesco. Conocida por su fortaleza campesina, es la más completa y mejor conservada de toda Transilvania.




Fue construida en distintas fases por el pueblo sajón, históricos habitantes de esta localidad, en la que en la legua alemana la llamaban Tartlau.



Construida tras la invasión otomana de 1421, está rodeada de una muralla interior de 80 m de diámetro, 14 de altura y 5 de espesor. Con 272 edificios adosados era el lugar donde los habitantes se refugiaban de los invasores y donde hacían acopio de alimentos.






En su interior la iglesia evangélica de estilo gótico, que se supone fue construida sobre el año 1225.



Abandonamos Premjer y nos dirigimos hacia el sur de Brasov para visitar el famoso castillo de Bran (Drácula) y cerca de esta, la localidad de Rasnov. Esto ya se podrá leer en el enlace correspondiente a  estos lugares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario