lunes, 4 de junio de 2012

Subida al Almendrón (1507 m) S.Almijara Mayo/12



Una ruta ambiciosa, demasiado para este fuerte calor de finales de mayo. Carmina había planteado una ruta muy fuerte por la Sierra de Almijara, a la que solo nos apuntamos Carmina, Juan C, Rosa, y el que escribe. Parece que el resto de compañeros-montañeros, o no podían, o realmente sería demasiado fuerte para el finde semana: Sierra de Almijara el sábado y Sierra de Alpujata el domingo.

La idea era subir al pico Almendrón (1510 m), los tajos del Sol (unos 1600 m) y el Navachica (1860 m). En total se superaría los 2000 metros acumulado, con algo más 20 km, y más de 12 horas de caminata. Realmente lo previsto era mucho, y así efectivamente lo fue con este sol castigador.

Al final, la ruta que haremos resultará con un nivel muy alto, donde tendremos un desnivel acumulado de 1600 m, 17 km, y 10 horas de recorrido, pudiéndose aplicar un método MIDE de 4445, y no llegando a coronar el Navachica.


Nos situamos en el aparcamiento de las cuevas de Nerja (Málaga), aquí una pista de tierra perfectamente arreglada nos llevará hasta el área recreativa del Pinarillo (5 km). Una vez aquí, seguiremo por la pista que nos acercará a la fuente del Esparto (2 km). Aquí dejaremos el coche. Mientras avanzamos por la pista vemos allá a lo lejos nuestro primer objetivo, el pico Almendrón.



Son las 10 de la mañana, y estamos situados a 530 m de altitud, con lo que a voz de pronto tenemos por delante 1000 m de subida. Ya a esta hora hace bastante calor, con lo que la mochila la llevamos bien cargada de líquidos, que por cierto, pesa lo suyo.



Retrocedemos por la pista unos 200 metros y cogemos el carril que sale a mano izquierda. Éste, tras unos 20 minutos y unos 100 metros de desnivel nos llevará a la entrada del sendero que cogeremos a mano izquierda (630 m de altitud, y 1,25 km desde que iniciamos la ruta).




De frente no dejamos de perder de vista al Almendrón y a nuestras espaldas la costa y la localidad de Nerja.

Aunque la subida se hace dura, y el sol nos castiga a cada paso, podemos disfrutar de las excelentes vistas de la Sierra de Almijara (Pico Cisne, “cuantos recuerdos”, Lucero, incluso la Maroma). Y en todo el tiempo el pico Cielo a nuestra derecha.


Ya hemos llegado al collado de la Terriza (1124 m, y algo más de dos horas). Hacemos una paradilla de cinco minutos para disfrutar de todos los picos de la otra vertiente. No paramos de beber, el sol nos está aplastando.


Media hora después, nos encontramos de frente con el castillete del Almendrón. Un imponente espolón picudo que se sitúa justo antes del Almendrón. Estamos en el collado de la Puerta (1287 m de altitud y 6 km desde el inicio). Aquí ya vemos allá abajo a nuestra derecha  el barranco de los cazadores que será nuestro camino  de vuelta.



Ahora bajaremos un poco, e iremos por la base del espolón. El sendero está perfectamente indicado con hitos de piedra. El sol nos sigue castigando, y de vez en cuando tenemos que parar en alguna sombra improvisada para ingerir líquidos.



Empezamos a subir al Almendrón que ya lo vemos allá arriba, la cuesta es empinada, y el terreno muy pedregoso. Aunque podíamos haber seguido un poco más hacia adelante hasta llegar al collado de la Mina de la Santa fe (1340 m de altitud). Pero nos adelantamos y empezamos a subir a “saco”.





Cuando ya parecía que alcanzábamos la cumbre, solo estábamos en el inicio de la trepada que tendríamos que hacer durante unos 50 metros. Hay que tener mucha precaución, puesto que hay algunos pasos voladizos y algunas trepadas delicadas. De hecho dejamos las mochilas y palos al inicio de la parte delicada.
Allá en la parte derecha el gran Navachica, nosotros ahora iremos a la izquierda, hacia el Almendrón.










¡Uf¡, por fin, ya hemos llegado. Impresionante las vistas. Estamos en el pico Almendrón (1510 m). Y nunca mejor dicho, esto es un pico en el que apenas cabemos los cuatro. Hemos tardado 3 horas y 50 minutos en alcanzar la cumbre, y prácticamente en algo más de 6 km desde que iniciamos la ruta.


Aquí arriba, nos encontramos a un verdadero escalador-veloz-montañero que parecía volar entre las rocas, al que aprovechamos para preguntarle por el camino de cresta que nos llevaría hasta la cumbre dl Navachica.

Su respuesta fue aplastante. Queda bastante y poco antes de la cumbre hay que salvar una pared de unos 10 metros de altura.
El debate se empieza a plantear entre los cuatro. ¿Seguimos? ¿Lo intentamos? ¿Probamos? Sabemos que vamos con el tiempo muy contado, y este sol achicharrante nos está retrasando mucho. Bueno, seguiremos un poco.



Empezamos a bajar desde el Almendrón con dirección al collado de la Mina de la Santa fe (1340 m). Se ve de frente perfectamente la cuerda que debemos seguir, y que nos llevaría hasta los tajos del nido del buitre, los tajos del sol, El alto de la Mina, y por último el Navachica.






Son ya casi las  tres de la tarde, desde el collado subimos por un cuestón con dirección a los tajos del nido del buitre. Allá arriba vemos  un esbelto pino en solitario. Aceleramos el paso para llegar a su sombra. Ya no podemos más. Tenemos que parar. Este sol no nos da tregua.


Por fin, mucho liquido y algo de comer disfrutando de unas maravillosas vistas. Media hora de este refrescante restaurant al aire libre, en el que aprovechamos para evaluar la situación y decidir que no llegaríamos al Navachica, pero si seguiríamos un poco mas hasta llegar a los Tajos del nido del buitre (1544 m), poco antes de los tajos del Sol.


Otra vez para arriba, disfrutando de unos vertiginosos tajos verticales, donde allá abajo podemos ver el Cortijo del Imán y el río Chillar.
Son las 16,30 horas, y estamos a una altitud de 1544 m, entre los tajos del sol y el nido del buitre. Este será nuestro final por hoy. Imposible intentar seguir al Navachica, nos cogería la noche de vuelta.








Nos embadurnamos de crema y para abajo. De nuevo con dirección al collado de la Mina de la Santa Fe. Pero desde ahí buscaremos el sendero de bajada que nos llevara hasta el barranco de los cazadores.


Cogeremos por el barranco que sale desde el collado y que poco a poco nos llevara hasta el barranco de los cazadores.


Desde aquí abajo podemos contemplar la silueta del espolon que hay antes del Almendrón.

Ya estamos en el cauce (seco) del arroyo que atraviesa el barranco de los cazadores. Unas marcas rojas nos indican la dirección del Almendrón (a nuestras espaldas), el Navachica a la izquierda, nosotros tiraremos por la derecha, por el cauce, que nos llevará hacia la fuente del esparto.  Son casi las 6 de la tarde. Así que ahora la sombra parece acompañarnos un buen rato por la arboleda del cauce.

Abandonamos el arroyo (hay una fuerte caída), y el sendero perfectamente marcado por hitos y flechas rojas nos indica la nueva dirección. Sube un poco y el sendero discurre paralelo, pudiendo disfrutar de unas hermosas vistas del barranco de los cazadores.





Ya casi al final de nuestro trayecto, y donde aparecen unas cuevas en la roca, una pista nos queda a mano derecha, nosotros seguiremos por el mismo cauce. A los 15 minutos desembocamos en la pista (hay una casetilla) que nos subía a la fuente del Esparto. A la derecha y hacia arriba en cinco minutos hemos llegado.


Dura la ruta de hoy, pero con hermosas sus vistas. La Sierra de Almijara no defrauda. Son muchos los picos hermosos: Cielo, Maroma, Cisne, Lucero, y ahora el Almendrón que con una delicada trepada le da un encanto especial. Y tu Navachica tendrás que esperar, pero no mucho, porque en breve te planearemos para poderte subir.

2 comentarios:

  1. Bonito reportaje y preciosas las fotos. Yo a estas alturas de año prefiero hacer rutas de agua como ayer que estube en Rio Verde en Istan; sino hago rutas cortitas y muy temprano, mejor si puede ser viendo el amanecer en el campo, como hoy que he subido a la Cruz de Camarolos.

    ResponderEliminar
  2. enhorabuena por la ruta, esperamos recorrerla pronto. saludosde de senderismo con bambi.asturias

    ResponderEliminar