martes, 27 de octubre de 2015

Subida al Capilla (Málaga, 1186 m) Octubre/15




 En esta ocasión nos iremos a ascender el pico Capilla (1186 msnm), situado junto al bello pueblo del Valle de Abdalajis, localidad situada al sur de la comarca de Antequera y al norte del valle del Guadalorce. Nos damos cita Valme, Lorenzo, Pepi, Joaquín, Rosa y un servidor. 

 De este modo, y después de un apetitoso desayuno en el camino, sobre las 10,15 nos situamos en la venta “los Atanores” (358 msnm), justo a la entrada del pueblo, viniendo desde Antequera. El tiempo de momento es bueno, aunque el pronóstico para esta tarde será de fuertes lluvias, así que esperemos terminemos la ruta antes del gran chaparrón. Una vez con las mochilas preparadas nos disponemos a inicia la ruta en la que tendremos por delante unos 11 km, 6 horas y unos 900 metros  de desnivel acumulado.
Atravesamos la carretera y nos situamos en un pequeño jardín, allí veremos una indicación, por la que no tiraremos (esta nos dirige también al capilla pero por el valle). En unos metros hacia la nuestra izquierda estará nuestra senda de subida.
Subiendo entre las rocas, poco a poco daremos con un senderillo que nos irá ascendiendo hasta que veamos una barranquera. Allí abajo nos iremos dejando el pueblo del valle de Abdalajis. En este primer tramo tendremos que superar un desnivel de aproximadamente 500 metros hasta llegar al collado que se encuentra al final de la barranquera. 
  


 A un paso tranquilo y disfrutando de las vistas, en una hora y media aproximadamente ya estábamos situados en el collado. Hacemos una pequeña parada para retomar fuerzas, y de nuevo seguimos nuestra marcha.
Nos dirigimos hacia nuestra izquierda, a unas pequeñas paredes de roca. Al fondo vemos impresionante la antesala del Capilla.
Una vez en la zona rocosa, la seguimos bajo sus pies, viendo como por sus crestas corretean un grupo de cabras montesas, que con gran habilidad saltan y saltan de piedra en piedra. Nosotros por aquí abajo, intentamos afianzar nuestro paso, esquivando todo tipo de roca.
Al poco, ¡Oh! espectacular, ¡que vistas! Un tajo en forma de una impresionante muela. Por aquí con mucho cuidado tendremos que pasar. Nos pegaremos bien a las paredes, no sea que vayamos a resbalar



Tendremos que atravesarla entera y alcanzar el otro collado, de donde ya tendremos que subir directamente al Capilla. Pero mientras tanto lo pasamos deteniéndonos de vez en cuando para mirar allá abajo y disfrutar de unas maravillosas vistas de todo el valle y del pueblo de Abdalajis.

 A nuestro paso por estas paredes miramos el reloj, son las 12:00, vamos bien de tiempo. Aunque algunas nubes negras parecen hacer ya su presencia, y poco a poco se van juntando en la cumbre del Capilla.
 Detrás de nosotros, allá a lo lejos vemos el monte del Camorro Alto, que buenos recuerdos nos trae de tan espectacular ruta uniéndola con el Torcal de Antequera.
 Minutos después llegamos a un poste de indicaciones, marcándonos por una parte el PR-A87 (ruta del torcal del Charcon) cortijo de la Rejonada, y por otra parte nuestra flecha indicándonos la subida hacia el capilla. En una hora y media habremos alcanzado su cumbre.

Así que poco a poco empezamos a ascender hasta las primeras paredes de rocas. Allá abajo vemos  el barranco por donde hemos  subido, desde aquí arriba parece increíble que por ahí se pueda pasar.

La primera parte con un fuerte desnivel, con lo que nos lo tomaremos con calma en la subida, parando cada poco para poder respirar y además disfrutar de unas excelentes vistas
 Detrás de nosotros vemos el monte Huma (1191 m), del que también tenemos bellos recuerdos de cuando lo subimos. En la subida, el viento azota fuertemente, con lo que estamos deseando de llegar a las primeras paredes y refugiarnos un poco de este vendaval.
 Bajo los pies del Monte Huma, el embalse del chorro, en donde unas de las paredes de roca que lo circundan acaban de inaugurar el espectacular "caminito del Rey".
 En el último tramo de la subida, son varios los caminos por donde tirar. nosotros lo rodeamos para esquivar las pequeñas trepadas de roca. Pepi y Joaquín ya hace un rato que no los vemos, ellos habrán tirado por otro sitio. me supongo que arriba ya nos veremos...
 Por fin ya hemos llegado. son las 13,25, poco más de tres horas hasta alcanzar la cumbre. Es imposible estar aquí, el viento nos arrastra hacia los acantilados, con lo que la precaución es un factor a tener en cuenta.
 Como es natural Pepi y Joaquín no están aquí (no se puede aguantar ni un instante en la cumbre) habrán tirado para abajo por la otra vertiente. Así que nosotros cuatro aprovechamos para hacernos la foto de rigor y para abajo pitando
 Rosa y Valme tienen que hacer un enorme esfuerzo para que el viento no las arrastren. A cada paso que damos hacia adelante, nos desplazamos algo lateralmente con el viento. ¡No podemos levantar la mirada del suelo!
 Bajamos ahora buscando una de las zonas más espectaculares de esta sierra, "el Torcalillo", sin nada que envidiar al gran Torcal de Antequera. Sin lugar a dudas la zona más chula de toda la ruta.
Las rocas se amontonan unas encimas de otras formando unas curiosas formaciones...
 Algunas de las grandes rocas, se mantienen milagrosamente como cogidas por alfileres, otras tantas vemos que ya se han caído. El paisaje es espectacular y nuestra cámara no deja de disparar.


A los pies del Monte capilla podemos ver toda esa zona de torcal.¡Impresionante!. Menos mal que aquí ya el viento no se nota y podemos disfrutar de esta maravilla de la naturaleza.

Abandonamos ya el torcal y cogemos la pista que nos llevará hacia el pueblo del Valle de Abdalajis. Las nubes se empiezan a ennegrecer y el cielo  amenaza lluvia. Parece que el pronóstico se ha adelantado.
 A nuestro paso por la pista dejamos a nuestra izquierda el cortijo del Charcón, totalmente derruido.
 Relajados y parlanchines, bromeamos con otro compañero que se ha unido a nosotros y que también viene del Capilla. Era también un buen conocedor de todos los montes de Málaga, aunque del pico Cielo estaba un poco perdido. ¡con el pedazo de cruz que hay en su cumbre!
 ¿Comemos o no comemos?. El cielo amenaza lluvia pero tenemos hambre. ¡ea! pues a tentar a la suerte, vamos a comer. Y como siempre suele suceder, comeremos en un espectacular lugar con vistas a todas las montañas.
 Bajando en nuestro último tramo, ya cerca del pueblo nos empezó a llover, al principio poquito, pero a unos 400 metros del pueblo la tromba de agua ya nos caló. Menos mal que ya no era suelo peligroso.
 Seis horas después de iniciar la ruta llegamos a la venta en donde teníamos aparcados nuestros coches. Allí más de uno se cambio de ropa, y todos aprovechamos para tomarnos unas cervezas y unos cafés calentitos...
 De vuelta a Sevilla y a nuestro paso por Antequera, el enorme arco iris nos deslumbro con su enorme belleza, poniendo un broche final a otro espléndido día de montañas con unos magníficos compañeros









2 comentarios:

  1. Hola
    Te felicito por el post!me encanta la publicacion!!!
    muchas gracias por compartir tan hermosas imágenes!!!
    besos
    Te sigo♥

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras, la verdad que si es una hermosa ruta, y el torcalillo es espectacular.
    Saludos

    ResponderEliminar